Barcelona is not Catalonia.
Cartel de Barcelona is not Catalonia.

Barcelona is not Catalonia está sorprendida de que a Arran, aparte de pinchar ruedas, tirar humo, poner confeti a comensales, invadir barcos, decapitar estatuas, quemar fotografías, ocupar edificios o tirar pintura, ahora le ha salido la vena artística. Han versionado un cartel de Lenin:

Han publicado un cartel claramente inspirado en otro de la dictadura comunista (sin novedad en el frente) donde puede verse a una señora barriendo (típico cliché machista). Dicha señora se supone que representa a los separatistas de los “países catalanes”, o lo que es lo mismo, los territorios donde hablamos catalán, valenciano, mallorquín o tabarnés. Lo que está haciendo esta figura alegórica es echar de Cataluña a una serie de personajes, como por ejemplo el jefe del estado, el presidente del gobierno o el presidente del Real Madrid.


La buena noticia es que dos chicas de la agrupación tabarnesa de Barcelona is not Catalonia en Sabadell han querido sacar su propia versión del cartel (para internacionalizar el conflicto Cataluña contra Tabarnia). Se trata de Ana María Quintana y Rosa Ripoll con dibujo de Daniel de la Fuente.

Pulsa para ampliar:

Barcelona is not Catalonia quiere felicitar a Arran por superarse cada día. Se están esforzando como nadie por acabar con miles de puestos de trabajo en Barcelona al espantar el turismo, están haciendo que las aseguradoras nos suban los precios, nos están dando mala fama, están llamando abiertamente a la desobediencia y a no cumplir la ley, están manipulando la historia, están discriminando a docenas de colectivos (lingüísticos, políticos, deportivos, etc.)… en fin. Quizás por eso cada día hay más personas que buscan una solución alternativa al margen de la Generalitat.

Barcelona is not Catalonia se queja del expolio de Tabarnia

Por cierto mientras la Generalitat sigue sin devolver el dinero que ha estado expoliando a Barcelona durante todos estos años (ahora resulta que somos el banco de Cataluña), el ayuntamiento controlado por su brazo político y por Colau ha comprado un edificio para que no echen a los okupas.Si hay dinero para que los okupas no paguen alquiler: ¿Para cuándo las ayudas a los autónomos como ocurre en el 80% del resto de comunidades autónomas? ¿Cuándo bajarán las listas de espera de los hospitales? ¿Hasta cuándo va a tener la Generalitat 180 cargos públicos cobrando más que el presidente del gobierno? ¿Ya hay fecha para hacer una ley electoral por la que un voto de un ciudadano de Gerona no valga el triple que el voto de uno de Barcelona? ¿Piensan devolver el dinero de las multas a los emprendedores que han tenido la osadía de escribir en sus negocios “peluquería Paqui” en lugar de “Perruqueria Paqui”? ¿Existirá algún día un colegio en Cataluña donde se pueda dar, por ejemplo, la clase de matemáticas con libros de texto en castellano? ¿A santo de qué Puigdemont cobra más que el Vladímir Putin? ¿Podemos poner la bandera de Tabarnia en nuestros ayuntamientos en lugar de la estelada independentista? Total… ninguna de las dos es oficial.

«No es que no queramos ser catalanes, es que no nos están dejando otra opción.»



Quieren quitarnos nuestro documento nacional de identidad, quieren levantar una frontera, quieren quitarnos nuestros derechos como ciudadanos españoles, quieren acabar con nuestra industria turística, quieren enemistarnos con toda España, quieren arruinar a nuestros clubs deportivos, quieren decirnos en qué lengua debemos estudiar, en qué lengua debemos comunicarnos con las administraciones públicas ¡Basta ya!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí