Tratamientos alternativos para combatir un dolor crónico
Tratamientos alternativos para combatir un dolor crónico

Existen tratamientos alternativos para combatir un dolor crónico complementarias a los métodos tradiciones, que pueden ayudar a reducir eficazmente el dolor y a recuperar una buena calidad de vida.


Las personas que sufren de dolor crónico tienen que lidiar con una vida diaria complicada desde el punto de vista físico y emocional. Incluso con un tratamiento adecuado, puede suceder que la medicación no sea suficiente. Y cuando la ansiedad, la depresión y la falta de sueño se involucran, la situación se vuelve aún más difícil. La buena noticia es que hay soluciones complementarias para el alivio del dolor que funcionan. Aquí mostramos algunos ejemplos:

Mindfulness

Muchos científicos han observado los beneficios de la meditación, y a buen seguro estáis escuchando hablar mucho de ella últimamente. Reduce todo tipo de dolor, y también ayuda a controlar mejor el estrés, reducir el riesgo de depresión, mejorar el sueño y aumentar el bienestar general.

Aceite CBD

Los estudios sobre el CBD demuestran que tiene propiedades antiinflamatorias naturales, además se ha demostrado que es eficaz para luchar contra la epilepsia, el insomnio, incluso tiene propiedades antipsicóticas. En muchos países de Europa se vende y se consume, pero el aceite CBD en España todavía no es legal para consumo humano, solo cosmético ¿por qué? pues porque el CBD está calificado como «Novel Food» o “alimento novedoso”, es decir, todavía no hay un historial lo suficientemente amplio como para clasificarlo, por eso no quiere decir que no sea perfectamente eficaz. Se sabe, por ejemplo, que ayuda a dormir mejor.

La importancia de dormir bien
Como mínimo hay que dormir 8 horas

Alimentos antiinflamatorios

El dolor y la depresión se han asociado con un alto nivel de inflamación en el cuerpo. Al optar por una dieta antiinflamatoria basada en productos no refinados, frutas y verduras, pescado azul y frutos secos, los síntomas de dolor crónico pueden disminuir.

Hipnosis

Esta práctica ancestral está más que demostrada y tiene beneficios para el cuerpo y la mente. Tanto si prefieres buscar la ayuda de un terapeuta certificado como si decides aprender sobre la autohipnosis a través de libros o aplicaciones para teléfonos inteligentes, los beneficios son los mismos: reducir el dolor, aumentar la relajación y el sueño, y disminuir la angustia emocional


Probióticos

El conjunto de microorganismos vivos llamados probióticos ayudan a nuestras bacterias “buenas” y mejoran la digestión. Las personas que padecen enfermedades crónicas como la enfermedad de Crohn o el síndrome del intestino irritable suelen beneficiarse. Se puede encontrar en forma de suplemento o en ciertos alimentos como el yogur.

Música. El más sencillo de los tratamientos alternativos para combatir un dolor crónico

Sí, la música es una técnica que puede parecer muy simple, pero es efectiva: escuchar música durante unos 30 minutos dos veces al día reduce la ansiedad, aumenta el bienestar psicofísico y ayuda a dormir mejor, lo dijo la Dra. Traci Stein de Psychology Today.


¿Te ha gustado este artículo sobre tratamientos alternativos para combatir un dolor crónico? déjanos tu comentario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí