Cómo encontrar pareja en la actualidad
Una pareja tomando un café en Madrid

Estamos viviendo un momento histórico en la historia de la humanidad y todavía no nos hemos dado cuenta. Durante milenios los seres humanos hemos tenido una única forma de encontrar pareja: en persona, pero desde la aparición de internet las relaciones personales han dado un vuelco de 180 grados. Ahora la gente joven (y no tan joven) utiliza las redes sociales y las aplicaciones como Wyylde para buscar y encontrar personas compatibles con sus gustos a un nivel de exactitud que hace unas décadas era impensable.

Vamos a repasar las maneras que hemos tenido las personas para ligar y encontrar pareja desde los años 80 hasta hoy.

Cómo se encontraba pareja en los años 80

Una pareja en 1980
Una pareja en 1980

Los años 80 fue la última década completa en la que internet todavía no había aparecido, no existían los móviles, ni los chats, ni había tanto conocimiento sobre la sexualidad en general. Cuando la juventud quería aprender sobre relaciones personas debía recurrir a programas de radio, revistas o a simplemente charlar con los amigos.

En la década de 1980, conocer gente y encontrar pareja era una experiencia profundamente personal y comunitaria. Las personas se reunían en lugares de encuentro locales como cafeterías, discotecas y eventos deportivos. La música y la moda eran expresiones de identidad que a menudo servían como puntos de partida para conversaciones y conexiones. La comunicación era directa, cara a cara, y las amistades se forjaban en el patio de la escuela, en el trabajo o en el vecindario. En realidad los años 80 fue la última década en que la gente se relacionó a la antigua usanza, tal y como se había hecho desde que el mundo es mundo. En la década siguiente todo cambiaría para siempre.

Los Años 90 y el auge de las tecnologías primitivas

Gente joven en una discoteca en 1990
Gente joven en una discoteca en 1990

La década de 1990 introdujo la era de la tecnología en la socialización. Con la llegada del correo electrónico y los primeros servicios de mensajería instantánea, la gente comenzó a explorar nuevas formas de comunicación. Los chats en línea y los foros se convirtieron en espacios novedosos para conocer personas con intereses similares, las cartas y las postales pasaron a la historia con el cambio de milenio. Todo el planeta se llenó de «cibercafés» donde la gente que todavía no tenía internet en casa se reunía para charlar en chats con desconocidos.

Aunque la interacción aún requería de un esfuerzo consciente y una búsqueda activa para encontrar pareja, la tecnología empezó a abrir puertas a amistades y relaciones más allá de las fronteras geográficas. En 1990 se inventó el primer navegador, en 1998 apareció Google pero solo tenía 10 millones de usuarios en todo el mundo, y tan solo siete años después, en 2005, ya había 1000 millones de usuarios. El cambio de milenio supuso no solo el cambio de siglo y de milenio, sino el cambio de una era en la historia de la humanidad. Un cambio solo comparable con la invención del fuego.

Aunque en los inicios de los años 90 la forma de relacionarse y conocer personas no de diferenciaba mucho de los años 80 a finales de la década ya se podía vislumbrar que todo iba a cambiar para siempre.

Año 2000. La década en que la manera de encontrar pareja cambió para siempre

Así eran las parejas en el año 2000
Así eran las parejas en el año 2000

Entre los años 2000 y 2010 se pasó de que nadie tuviera internet en casa a que todo el mundo tuviera internet en casa, literalmente. Los jóvenes ya no se relacionaban en el parque, chateaban por Messenger o por el móvil. El cambio de milenio trajo consigo una revolución digital que transformó la interacción social. Las redes sociales como Friendster, Badoo y MySpace permitieron a las personas crear perfiles personales y conectarse con amigos y desconocidos. La barrera entre lo público y lo privado comenzó a desdibujarse, y la capacidad de conocer gente se amplió exponencialmente. La comunicación se volvió más rápida y accesible, con la posibilidad de compartir fotos, música y pensamientos en tiempo real. Dejó de importar el lugar geográfico en el que te encontraras, el estrato social, tu orientación sexual e incluso tu edad. Ahora encontrar pareja compatible se volvió una tarea mucho más sencilla.

En esta década ha vivido la primera generación completa que no ha conocido la forma de ligar a la vieja usanza. Buscar y encontrar personas compatibles se sigue haciendo en lugares como discotecas, pero las pantallas de móvil y ordenador han barrido a todas las formas de socialización conocidas hasta ahora.

La década de 2010 a 2020. La consolidación de las redes sociales

En 2010 ya era normal encontrar pareja en las redes sociales
En 2010 ya era normal encontrar pareja en las redes sociales

En esta década se vivió la consolidación de Facebook, Instagram o Twitter, que se convirtieron en herramientas esenciales para la socialización. La inmediatez se convirtió en la norma, con aplicaciones de mensajería como WhatsApp y plataformas de citas para adultos que cambiaron la forma en que las personas se acercaban y formaban relaciones. La geolocalización y la integración de múltiples funciones en una sola aplicación facilitaron encuentros rápidos y eficientes, aunque a menudo superficiales.

Hablar de conocer pareja o socializar se ha vuelto sinónimo de conectarse a internet. Eso de ir casa por casa llamando al timbre a tus amigos para que bajaran a la calle o llamar por teléfono fijo se acabó para siempre. Ahora manda Telegram y Whatsapp. Si quieres conectar con personas conocidas o desconocidas tiene que ser con conexión a internet, si no es así estás fuera de juego.

Encontrar pareja en la actualidad

Pareja de enamorados en 2024
Pareja de enamorados en un coche

Hoy en día, vivimos en una era de hiperconectividad. Las redes sociales y las aplicaciones de citas utilizan algoritmos avanzados para sugerir conexiones potenciales. La inteligencia artificial y la realidad aumentada están comenzando a jugar un papel en cómo interactuamos y conocemos a nuevas personas. A pesar de la facilidad de conexión, surge un nuevo desafío: la autenticidad de las relaciones en un mundo donde la cantidad a menudo supera a la calidad.

A lo largo de las décadas, la esencia de la conexión humana para encontrar pareja ha permanecido constante: la búsqueda de comprensión, amistad y amor. Sin embargo, las herramientas y métodos que utilizamos para conocer gente han evolucionado dramáticamente. Desde las interacciones cara a cara hasta los ‘swipes’ en una pantalla, la tecnología ha remodelado nuestras redes sociales, presentando tanto oportunidades como obstáculos para forjar relaciones significativas. Tik Tok se ha convertido en la red social de moda. Ha dejado de ser una red social solo para jovenes y se ha expandido al resto de la sociedad, no obstante no es un lugar adecuado para conocer gente, se busca más que nada entretener. Lo que sí ha quedado claro es que el mundo ha cambiado para siempre. Unos dirán que para mejor y otros para peor ¿tú qué opinas? déjanos tus comentarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí