Cómo eliminar los malos olores del fregadero de la cocina
Cómo eliminar los malos olores del fregadero de la cocina

Es inevitable que, con el uso, las cañerías de la cocina empiecen a emanar olores inusuales. No tirar los restos de comida a la basura, entre otras malas prácticas, provoca que los fregaderos o bien se atasquen o bien acumulen mal olor. Hoy hablaremos de cómo eliminar los malos olores del fregadero de la cocina.

¿Qué hacer cuando pasa esto último? Por lo general, lo primero en lo que se piensa es en comprar algún producto especializado que sirva para acabar con estos aromas poco agraciados. Sin embargo, existen remedios que se pueden elaborar en casa y consiguen los mismos o incluso mejores resultados.

Los mejores trucos para eliminar malos olores en fregaderos

Existen muchas soluciones caseras para poder eliminar malos olores en el fregadero de la cocina de casa. En la mayoría de ocasiones estos olores aparecen por restos de suciedad que se acumulan dentro de las cañerías, provocando un resultado poco agradable.

Aun así, es algo que se puede solucionar fácilmente con algo de maña y paciencia. Para ayudarte en esta tarea, hemos recopilado varios trucos y métodos caseros que son más o menos eficaces en función de la antigüedad y la intensidad del olor. De esta forma, tendrás soluciones para todos los niveles.

Usar restos de café

Puede que seas una de esas personas a las que no les resulta agradable el tacto del café molido después de haber hecho una cafetera. Sin embargo, deberías saber que es uno de los productos que mejor limpia las tuberías en los fregaderos e incluso los lavabos del hogar.

Trabajadores autónomos en el sector de la restauración
Trabajadores autónomos en el sector de la restauración

Se recomienda que, si ha sobrado algo de café líquido en la cafetera y está caliente, se vierta también por el desagüe del fregadero. Cuando está en ese estado, su efecto es mayor. Aunque también debemos advertirte que no es una solución muy eficaz si el olor es demasiado fuerte. Úsalo si es una pequeña molestia.

Hielo, limón y sal

Probablemente, uno de los trucos más eficaces que vas a leer aquí porque se basa en cosas que todos tenemos por casa. Para aprovecharlo necesitas un cuenco y, en él, verter zumo de limón, cubitos de hielo y un vaso de vinagre blanco. Cuando lo hayas mezclado todo, déjalo reposar por la noche.

Al día siguiente, coge la mezcla y échala por el desagüe de tu fregadero. Déjalo hacer su efecto durante unos minutos y, después, abre el grifo para que el agua lo mueva. Si lo prefieres, también puedes dejar reposar la mezcla durante el día y verterla por la noche. En caso de optar por esto, solo deja que haga su efecto mientras duermes y abre el grifo a la semana siguiente, el efecto será mayor.

Mezclar agua caliente y jabón

El método más sencillo, y solo eficaz en el caso de que los olores que haya sean leves, como sucedía con el método del café. Echa una buena cantidad de jabón de manos por el desagüe, déjalo actuar y, después, abre el grifo con el agua más caliente posible.

Haciendo esto, el jabón elimina el olor mientras actúa para que, después, el agua a altas temperaturas se encargue de retirar todos los restos que queden, al igual que el jabón. Es aconsejable usarlo en el caso de que el mal olor haya empezado a aparecer y no sea muy fuerte. De lo contrario, lo mejor es que optes por otra de las soluciones aquí presentes.

Vinagre blanco y bicarbonato

La combinación de bicarbonato y vinagre blanco es la mejor solución casera a la que puedes recurrir en el caso de que los malos olores de tu cocina sean demasiado fuertes. Lo cierto es que su uso no es algo nuevo, ya que ambos productos siempre han estado muy ligados a la limpieza en el hogar.

¿Cómo se aplica? Se hierve medio litro de agua y, justo antes de que esta entre en ebullición, se vierte un vaso de vinagre blanco en ella para remover sin parar. Una vez se ha mezclado, se deja calentar un poco más y se echa el bicarbonato en el desagüe del fregadero para que vaya haciendo su trabajo.

Después de eso, se echa la mezcla de vinagre y agua por el desagüe. Al hacerlo, lo más probable es que se vea el efecto efervescente haciendo de las suyas. Hecho esto, tapa con un tapón y deja que la mezcla actúe toda la noche. Al día siguiente, quítalo y abre el grifo para terminar de limpiar.

Elige entre una u otra de las propuestas que te hemos explicado en función de lo molesto e intenso que sea el olor que sale del desagüe. Recuerda que no todas las soluciones son igual de contundentes, como tampoco tardan lo mismo en hacer efecto. Tenlo muy presente a la hora de ponerte manos a la obra y recuerda que las prisas nunca son buenas.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre cómo eliminar los malos olores del fregadero de la cocina? déjanos tu comentario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí