Pautas para un consumo responsable en Navidad
Pautas para un consumo responsable en Navidad

Este mes de diciembre, la Delegación de Consumidores y Usuarios de Cataluña ofreció una charla a todos los ciudadanos para orientar en el consumo de cara a la Navidad. En la reunión, celebrada en la cooperativa El Poblet de Barcelona, se dieron pautas para elegir bien y ahorrar en todas las compras, ya fuesen comida o regalos.

Y es que, el gasto que ocasionan estas fiestas, aún teniendo un consumo responsable y sostenible, es tan alto que muchas veces se necesita buscar financiación para conseguir dinero rápido. Salidas, celebraciones, regalos… la lista de gastos parece no acabar nunca y todo consejo es bienvenido para no arruinarse en estas fechas.

Consejos para no disparar el gasto

Tregua de Dios en Navidad.

Gastar más de lo planeado está a la orden del día en Navidad. Casi sin que uno se dé cuenta, el gasto se dispara a pesar de haber planeado un control exhaustivo. Adoptar unas buenas prácticas no es fácil, pero el consumo responsable es siempre la mejor opción contra el despilfarro y tu bolsillo. Ahí van unos consejos que pueden ayudarte este año.

Regalos

Nunca vayas a ciegas a comprar un regalo. Quieras lo que quieras, antes compara precios porque puedes llevarte más de una sorpresa con la diferencia. Cotejando distintas opciones encontrarás la mejor calidad al mejor precio. No solo te quedes con que en la tienda te digan que hay descuentos: usa los comparadores de precios.

Está fenomenal que compres online si la tienda es de confianza. Evitas colas, gente y, encima, te llega a tu casa, pero asegúrate de que sea una web segura. Si tienes la mala suerte de que el producto no te convence, está defectuoso o no es lo que esperabas, tienes un plazo de 14 días para el desistimiento sin tener que entrar en detalles.

Si te atrae lo alternativo, puedes probar a regalar de un modo menos consumista. Regala experiencias, haz algo tú mismo, no gastes mucho u opta por el trueque. La Navidad puede ser algo más que derrochar y consumir, así que si estás de acuerdo con esta premisa pon en marcha tu imaginación este año.

Intenta no endeudarte en exceso y recurre a financiaciones cuando lo necesites. Si haces tus compras con tarjeta, no aplaces el pago a menos que no te quede más remedio. De este modo, no te acostumbrarás a vivir por encima de tus posibilidades.

Los juguetes, una excepción

Consejos de decoración navideña para casas de madera

Si tienes niños pequeños en casa o sobrinos a los que obsequiarles con un detalle en nombre de Papá Noel o de los Reyes Magos, tendrás más difícil ahorrar. Esta es quizá, la pauta más complicada para ahorrar en estas fechas porque los niños hacen listas con todas sus ilusiones y no hay progenitor que se resista a cumplir sus deseos.

Lo que siempre hay que hacer es comparar porque la diferencia de precios entre las tiendas es una realidad. Tampoco tienes que recorrer toda tu ciudad buscando un regalo, mira, compara y compra online. Muchas veces esta es la solución perfecta que facilita decisiones y evita paseos. Antes de comprar, comprueba bien que el regalo se ajusta a la edad del menos porque muchas veces los anuncios no son claros del todo.

Fiestas en casa

Este año tocó celebración en casa y el primer paso que querías tener listo es la decoración. Escoge opciones sostenibles: crea tus propios adornos con material reciclado, acércate a viveros para compra alguna planta. Recuerda que no solo los abetos están protegidos; también el acebo, el musgo y muérdago.

A la hora de elegir el menú ten en cuenta que hay productos que disparan su precio, como es el caso del besugo, las nécoras o los percebes. Otros pescados, carnes y mariscos pueden hacerte igual de feliz sin que suponga un agujero para tu bolsillo del que te será difícil recuperarte. A la hora de brindar, tampoco tires la casa por la ventana: hay espumosos y cavas buenos a buen precio. Es de esperar que todavía estés a tiempo de organizar una Navidad de calidad rodeado de tus seres queridos sin que tu cuenta corriente lo sufra. Solo tienes que ser cauto, hacer listas, comparar y el año que viene adelantar las compras todo lo que puedas. Noviembre, sin duda, tiene mejores precios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí