Parte médico de las agresiones
Parte médico de las agresiones

Una profesora del colegio Font de L’Alba (Tarrasa), que atiende a las iniciales M.F.M., pidió a sus alumnos que escribieran lo que quisieran en el álbum de fin de curso. Y una de las niñas, de tan solo 10 años, se levantó, dibujó la bandera de España en la portada y se volvió a sentar. Lo que ocurrió después lo cuenta su madre Lourdes Carmona: «Mi hija volvió a su sitio, se sentó en la silla y la profesora llegó por detrás, la levantó y la tiró al suelo», y las consecuencias fueron fatales «Mi hija se golpeó en la espalda en la caída. Después la cogió de la camiseta, la levantó, y la echó de clase mientras la agarraba por el cuello» así lo ha relatado a los periodistas.


Los hechos ocurrieron sobre las 12:45 h, a la hora de las tutorías. La profesora para justificarse alega que «es que también escribió «Viva España»». Según Lourdes Carmona la profesora gritó muy fuerte a su hija delante del resto de alumnos de la clase, de la misma edad que la menor.

Un largo historial de hispanofobia y castellanofobia en el centro

La hija de Lourdes lleva tiempo en el punto de mira de M.F.M., no es ni mucho menos la primera vez que la chilla. Según relata la madre «Esta profesora nunca da castellano, cuando toca esta asignatura, guarda los libros y saca los de catalán». La niña solicitó por favor recibir clases de castellano durante las horas lectivas en las que se debe impartir lengua castellana (2 a la semana), pero la respuesta que tuvo de la docente fueron gritos y amenazas. Otros niños también lo intentaron con idéntico resultado.

La agresión ya ha sido puesta en conocimiento de los Mossos d’Esquadra y de la dirección del centro. La niña se está recuperando de las lesiones sufridas en la espalda tras la caida, también su madre está intentando que no le afecte demasiado psicológicamente.

Juan Ribas, presidente de la asociación el Timbaler del Bruc, se ha ofrecido a aportar ayuda legal. Esta organización que se dedica a proteger a los damnificados por la violencia nacionalista, en especial a los equipos de limpieza de lazos amarillos repartidos por toda Cataluña. Tratarán de denunciar a esta profesora por delitos de odio y a daños a un menor.

TV3 se niega a dar la noticia

Aunque ya han pasado 48 horas y los hechos han sido reconocidos y probados, TV3 y el resto de medios pertenecientes a la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), donde también se encuadra Catalunya Ràdio, se ha negado a dar cobertura a la noticia.


Sorprende este hecho teniendo en cuenta que cuando se trata de comentarios, alusiones o incluso rumores producidos por personas no nacionalistas es habitual que abran telediarios. Se olvidan en este caso que son medios públicos, dependientes de la Generalitat, que pagamos todos los catalanes y que por tanto deberían, siquiera, aparentar ser un servicio público.

Actualización: Docenas de padres con sus hijos se han concentrado en la puerta del colegio solicitando que cese el acoso y las agresiones a las familias que se sienten españolas y catalanas. Han colocado un mural en la puerta con dibujos realizados por compañeros de la niña agredida. No han querido decir sus nombres por temor a represalias del centro y de otros padres independentistas.

6 COMENTARIOS

  1. Esto lo vivo con mis hijos, en menor escala, pero hay discriminación con el castellano y lo que tenga que ver con España. Escuela Pia Balmes, Barcelona.
    Yo lucho por la integridad y el respeto, pero en Cataluña, se está viviendo una situación crítica y lamentable cuando utilizan a los niños como arma para el adoctrinamiento en las escuelas. No lo acepto.

  2. TVE alias TelePodemos se niega a informar que las mártires beatificadas por el Papa fueron ejecutadas por los republicanos. Dice simplemente que «desaparecieron», pero no dice quién las hizo desaparecer ni en qué circunstancias, cuando son nombres conocidos, se olvida por ejemplo que Santiago Carrillo ejecutó personalmente 10.000 personas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí