El gobierno independentista de Cerdanyola arría las banderas española y europea.
El gobierno independentista de Cerdanyola arría las banderas española y europea.

¿Puede un alcalde romper un requerimiento judicial con sus propias manos delante del ayuntamiento y que ningún medio local lo recoja? pues eso es exactamente lo que ha pasado en Cerdanyola del Vallès, con nuestro alcalde Carles Escolà (Compromís)

Los medios de comunicación de Cerdanyola han sido alarmantemente sumisos ante el Consistorio. Creemos que uno de los pilares del periodismo es la capacidad de crítica hacia los gobernantes, y esa capacidad otros medios de comunicación sardañolenses no la han ejercido. Algunas fuentes apuntan a que el motivo probablemente sea el miedo a perder las subvenciones públicas que reciben.

«Los medios de comunicación de Cerdanyola silencian las voces críticas con la gestión del ayuntamiento»

Hace unos días informábamos de que se ha abierto una querella criminal por prevaricación contra el alcalde de Cerdanyola. La noticia ha pasado de puntillas por la prensa local y siempre dando la versión únicamente de Carles Escolà. Pero la cosa viene de lejos. Por ejemplo, La Fiscalía inició en 2017 una investigación al alcalde de Cerdanyola del Vallès, Carles Escolà, y sus cuatro tenientes de alcalde de la CUP, por haber lanzado durante la Diada del 11 de septiembre proclamas con «connotaciones belicistas, de guerra, de odio, discriminación, violencia y de confrontación armada».

El Partido Popular de Cerdanyola todavía ha ido más lejos y ha denunciado que presuntamente cometieron los delitos de incitación al odio, prevaricación y malversación de caudales públicos, según una denuncia redactada por el abogado Javier Berzosa.

Manuel Buenaño, líder del PP de Cerdanyola declaró que «que la decisión de utilizar una proclama de guerra para la convocatoria de los actos de la Diada no se había adoptado en ningún órgano de gobierno».

Ya en enero de este año la diputada de Ciudadanos, María Valle, recibió insultos del alcalde de Cerdanyola del Vallés, Carles Escolà, a través de su cuenta de Twitter. Y el pasado 14 de febrero Carles Escolà ha declarado ante el Juzgado por sus actos de desobedicencia y por romper públicamente una orden del Tribunal Constitucional. ¿Qué pasaría si los ciudadanos cada vez que recibimos una multa de aparcamiento en Cerdanyola nos acercáramos al ayuntamiento y rompiéramos la notificación?

Por situaciones como esta el abogado de Sant Boi Ramón Núñez denunciaba recientemente el silencio y la complicidad de los medios locales de Cerdanyola:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí