La Junta Electoral Central ha solicitado que se respete la neutralidad política en los edificios públicos de Cataluña, pero los partidos independentistas de Cerdanyola han decidido hacer caso omiso y no han mandado retirar la propaganda de las instalaciones municipales.

Se niegan a retirar la pancarta de «llibertat presos polítics» que lleva año y medio colgada de la fachada del ayuntamiento, a pesar de que la Junta Electoral Central dice claramente que hay que retirar «símbolos partidistas utilizados por formaciones electorales concurrentes a las elecciones” y recalca que no se puede utilizar una pancarta con un slogan que “se ha utilizado para recordar a dirigentes o candidatos pertenecientes a formaciones políticas que se encuentran en situación de prisión preventiva”.


La Junta Electoral añade que «las libertades ideológicas y de expresión son derechos fundamentales de las personas, no de los gobernantes, de manera que los ciudadanos pueden ejercerlos sin más restricciones que las que imponga el respeto de los derechos de los demás”, lo que quiere decir que cada uno es libre de poner en la fachada de su domicilio lo que crea oportuno, pero debe respetar la neutralidad de aquellos lugares que sean de titularidad pública (como la biblioteca o el ayuntamiento).

 

El gobierno de Cerdanyola incumple la ley pero exige que a él sí se le obedezca

Pancarta a favor de los políticos golpistas en la fachada del ayuntamiento.
Pancarta a favor de los políticos golpistas en la fachada del ayuntamiento.

A pesar de que los miembros del ayuntamiento juraron respetar, cumplir y hacer cumplir la Constitución Española de 1978, han advertido que trataran de nuevo de instalar dos banderas independentistas en las entradas de la ciudad (en la rotonda de Canaletes situada cerca de la C-58 y en la de la calle Serragalliners dirección UAB y (junto a la Renfe).

«Sí, hemos sacado el cuadro del rey de España. Incumple la legalidad, pero creemos que no es un símbolo que represente a todos»

Pero eso no es todo. El alcalde, Carles Escolà, ha sacado de la sala de plenos el retrato del rey de España: «Sí, hemos sacado el cuadro del rey de España. Incumple la legalidad, pero creemos que no es un símbolo que represente a todos y pensamos que la monarquía española es totalmente ilegítima», afirmaba Escolà asumiendo su responsabilidad.

 

Cerdanyola paga una cuota de 5.000 euros a la Asociación de Municipios por la Independencia

Con los votos favorables de Compromís, ERC, CiU e ICV en su momento se aprobó la adhesión formal del Ayuntamiento de Cerdanyola a la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI). Se escogió a Mauricio Jaumandreu como representante del consistorio en una asociación que tiene como principal objetivo «sumar esfuerzos para lograr, en un futuro cercano, la creación de un estado propio para Cataluña en el marco de la Unión Europea».


Mientras ICV e CiU celebraron la adhesión a la AMI, el PP criticó que «con el dinero de los ciudadanos de Cerdanyola se pague la adhesión a una entidad privada», Ciudadanos por su parte proponía destinar esa cuota de 5.000 euros a la limpieza de los vertederos. Poco después ERC rebatía este argumento remarcando que «los sueldos de la selección española también se pagan con dinero público». El PSC, sorprendentemente, no se negó a que Cerdanyola entrara en la Asociación de Municipios por la Independencia, únicamente señaló que le hubiera gustado que se hubiera hecho por medio de un proceso participativo ciudadano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí