Un youtuber y pastor de los Picos de Europa, Nel Cañedo, ha conseguido hacer viral un vídeo en el que denuncia el cierre de un gallinero porque el ruido molestaba a los turistas de un hotel rural cercano.

Se dan tres circunstancias curiosas: la primera que un juez sentencie que se pueda cerrar un gallinero en un entorno rural porque las gallinas canten, lo segundo es que el diario Nueva España de Asturias vea como noticiable que un gallinero moleste a unos turistas, y no que unos turistas vayan a un entorno rural y se quejen de que es rural, y lo tercero, y sobre todo, la gracia con que el pastor lo narra:

El hotel en cuestión se encuentra enclavado en Cangas de Onís, y como es natural, los pollos cantan a las siete de la mañana. El pastor se queja (y con razón) «¿Para que venís a un pueblo a hacer turismo rural? Encima lo llamáis turismo rural. ¿A qué venís majos?”.

El propietario del establecimiento se llama José María García, y a estas alturas, y dado el número de reproducciones del vídeo, debe estar pensando que quizás no ha sido buena idea formular la denuncia. El hotel responde a las iniciales «JMG» dice el youtuber y añade «Cuando vas a Madrid o a Oviedo, ¿se te ocurre ir al dueño del hotel a protestar porque meten ruido los coches o pasan los camiones de la basura a las dos de la mañana?» termina diciendo el pastor Nel Cañedo.

2 COMENTARIOS

  1. Vivo en Mostoles (Madrid) y llevo más de 30 años soportando más de 70 decibelios diarios que emiten los trenes que renfe aparca debajo de mis ventanas , dichos ruidos están denunciados ante renfe,ministerio de fomento,comunidad de Madrid,y ayuntamiento,, nadie quiere hacer nada ,nadie hace nada por evitarlo, ni siquiera los ecologistas » VERDES» Y ecologistas en acción, es increíble como abusan de los pobres, renfe con su emisión en ciudad de 70 decibelios no se toca ni se toma ninguna medida , y un gallinero que está en su lugar apropiado, y que es invadido por un hotel RURAL, eso sí se cierra, siento vergüenza ajena de los politicos de España así como de su justicia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí