Las lamentables manifestaciones del conseller Buch además de desafortunadas son totalmente reprobables.

Nuestro marino hoy tenía un semblante serio y se le notaba triste.

—Afortunadamente el fuego en la Ribera d’Ebre ya ha sido controlado, nos queda un escenario devastador y de dolor, unas seis mil hectáreas quemadas y un paisaje que tardará muchos en recuperarse. Un triste y desolador balance. De todo esta desgracia solo se puede destacar la magnífica y coordinada actuación de todos los cuerpos que han intervenido en la extinción del incendio.


La joven profesora, después de dar un sorbo a su café, continuó:

—Es verdad que este incendio —por las condiciones climatológicas, el calor y los vientos— se corría el riesgo de expandirse y llegar a muchas más hectáreas quemadas. A nivel humano, comprobar que en los casos extremos y de desolación es cuando más se acentúan los valores, la actitud y la grandeza de la gente. Felizmente no ha habido que lamentar muertos, aunque el inmenso calor y el cansancio han pasado factura a los miembros del operativo. La solidaridad de la población y la entrega de los cuerpos de bomberos, GRAF, medios aéreos del ministerio de Agricultura o la Unidad Militar de Emergencia (UME), entre otros, han hecho un impecable y coordinado trabajo.

Siguió nuestro marino:

—Por eso son lamentables, desafortunadas e indignas las declaraciones del conseller de Interior Buch. Tratar a la UME o a los medios aéreos del ministerio de Agricultura de colaboración entre países vecinos es infamante. Esas manifestaciones ponen en evidencia la nula empatía de estos políticos independentistas, en las que no existe más objetivos que el Procés y que todo tiene que pasar por el tamiz de la baja política y hacer causa independentista de cualquier desgracia. Eso es innoble y miserable; no se puede politizar la adversidad, eso es ruin y lamentable. Mi madre, muy amiga del refranero, decía: Ser agradecido es de ser bien nacido. Tenía razón, hay que ser generosos y agradecidos, eso es de lo que hacen gala las personas de bien y con valores. Lo contrario es de ser un malnacido.

«Los bomberos del “país vecino” se jugaron la vida sin llevar lacito amarillo»

Habría que aprender, de una vez por todas, que el bien común, que el interés general debe primar sobre las capillitas y abandonar esa mentalidad de paletos, bobos y necios. La política hay que apartarla del trabajo y las cosas cotidianas; y dejar de decir tonterías.

—Encima con lo cobardones que son estos independentistas —continuó nuestro marino—cuando los periodistas le piden que aclare sus manifestaciones, no se le ocurre nada más que rectificar y se echa atrás. Propio de estos medrosos y pusilánimes políticos, tiran la piedra y esconden la mano. ¿Nunca van a tener un acto de nobleza y gallardía?

Le secundó nuestra joven profesora:

—Vivimos un momento de grandes desafíos que parecen escaparse a las miras obtusas independentistas. Esto no les interesa.Vamos a asistir en los próximos años a cambios muy profundos tanto a nivel social, económico, tecnológico o demográfico. Son retos globales que nos van a afectar a todos y haríamos bien en ponernos a trabajar en ello, y dejarse de tantas zarandajas independentistas. Aunque dedicarse a trabajar en lo cotidiano tampoco estaría mal, porque tienen el dudoso honor de haber paralizado las administraciones públicas subordinándola al maldito Procés al que dedican todos sus esfuerzos y dinero de nuestros impuestos. Parece que el empleo, la sanidad, las pensiones, la deuda o el déficit público no son materias importantes para ellos.

Nuestro marino hoy no estaba para comentarios irónicos, solo nos miró y dijo:

—Nuestra solidaridad y nuestro abrazo para todos los perjudicados por esta catástrofe. El agradecimiento a todos los servidores públicos y voluntarios que han trabajado denodadamente para acabar con el incendio; y pedir unos políticos más consecuentes y con mayor altura de miras. Nos levantamos con tristeza, miramos hacia el horizonte, y en ese momento estábamos en la Ribera d’Ebre.

Os dejamos unas imágenes de Miquel Buch tratando de meter una maleta en el avión:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí