Los mejores barrios de Barcelona donde alojarse
Los mejores barrios de Barcelona donde alojarse

Barcelona hoy es una capital económica y turística de primer orden. Es un puerto clave en el Mediterráneo situado entre las colinas de Montjuïc, Vallvidrera y Tibidabo. Su riqueza arquitectónica constituye uno de sus principales atractivos y no es raro escuchar decir a los turistas que es la mejor ciudad que han visitado nunca. Hemos realizado para vosotros un extenso repaso de monumentos, calles y hoteles en Barcelona. Indicamos en cada caso los mejores barrios donde alojarse en Barcelona. Esperamos que os sea útil. Si tenéis cualquier duda por favor dejadnos un mensaje en los comentarios.


Breve historia de la ciudad de Barcelona

Por todas las colinas que rodean Barcelona podemos encontrar villas íberas por lo que es seguro que en el mismo lugar donde se asienta Barcelona hubo un poblado íbero. Los romanos se instalaron en el monte Taber (en el actual emplazamiento de la catedral) y a finales del siglo III se construyó a su alrededor una muralla. En el siglo XII el condado de Barcelona absorbió a la mayoría de los condados catalanes y se fusionó con el Reino de Aragón, creando la Corona Aragonesa. Se convirtió en un importante centro de mercaderes, y desplegó una fuerte expansión por el Mediterráneo conquistando las islas de Córcega, Cerdeña, Sicilia y el sur de Italia entre otras. Es la época de apogeo del gótico catalán se construyeron numerosos edificios y la ciudad se desbordó más allá de las murallas.

Mejores free tours para hacer el puente de diciembre en Barcelona
Manzana de la discordia

Durante el siglo XIX la ciudad gozó de un notable despliegue y en los años 30 aumentó su superficie de manera extraordinaria y absorbió los antiguos municipios periféricos de Gracia, Sants, Horta, Sarriá y Pedralbes. Hoy en día son barrios de Barcelona.

Barcelona fue sede de dos exposiciones universales: una en 1888 (en el emplazamiento de la Ciudadela), la otra en 1929 en Montjuïc, coincidiendo con el período de explosión de la arquitectura modernista que tanta fama le ha dado a la ciudad. Barcelona hoy es un gran centro industrial con un puerto muy activo, ciudad universitaria, sede de la Generalitat de Cataluña y un referente cultural importante que cuenta con numerosos museos, teatros y salas de conciertos.

Barrio Gótico. La más solicitada de las zonas donde alojarse en Barcelona

El Barrio Gótico tiene monumentos de los siglos XIII, XIV y XV, aunque muchas de sus construcciones son de finales del siglo XIX y principios del siglo XX imitando construcciones antiguas. Esto la mayoría de los turistas (ni de los barceloneses) lo sabe. El puente gótico del obispo (o Pont del Bisbe) o la fachada de la catedral son dos ejemplos de recreaciones de edificios góticos que en realidad se construyeron en el siglo XX imitando un estilo antiguo como hacen otras ciudades como Gante o Brujas. En cualquier caso el Barrio Gótico (antiguamente llamado Barrio de la Catedral de Barcelona) es muy antiguo. Se han descubierto importantísimos vestigios romanos y murallas del siglo IV, construidas tras una invasión bárbara que devastó la ciudad. como más tarde comentaremos, bajo la Plaza del Rey hay restos romanos maravillosamente conservados.

Plaza Nova

La Plaza Nueva o Plaça Nova (en este artículo utilizaremos indistintamente nombres en catalán y en castellano) se extiende frente a la catedral y constituye el corazón del Barrio Gótico. De aquel recinto rectangular de 9 metros construido por los romanos, sobreviven las dos torres que flanqueaban la puerta oeste. A medida que la ciudad se expandía durante la Edad Media, la puerta cumplía funciones de alojamiento y fue sometida a reformas. Frente a la catedral destaca, de manera insólita entre los edificios antiguos, la moderna fachada del colegio de arquitectos decorada con un friso de hormigón grabado por Picasso.

Museo Picasso de Barcelona Que ver en Barcelona hoy
Museo Picasso de Barcelona

Catedral de Barcelona

Dedicada a Santa Eulalia y a la Santa Cruz, se erige en el solar de la catedral románica. La fachada y la flecha son de época reciente (1913) aunque en un estilo historicista gótico.

El interior, de estilo gótico catalán, fue creado en parte durante el reinado del emperador Carlos I de España (Carlos V en Alemania). Observar la finura y el humor de las escenas que decoran las misericordias. El trascoro (siglo XVI), de mármol blanco, es obra de Bartolomé Ordóñez, quien también intervino en la sillería. Aquí se conserva un trofeo español de grandísima importancia: el Cristo de Lepanto (siglo XV), arrebatado a la escuadra turca que amenazaba con invadir Europa. Destacan el retablo de la capilla central de la girola, dedicado a San Gabriel; el retablo de la Transfiguración de Bernat Martorell, el de la capilla de San Benito (segundo de la derecha) y el de la Visitación, en la siguiente. Frente a la catedral, la casa del archidiácono se abre a un hermoso patio.

Claustro de la catedral de Barcelona

Construido en 1448, este oasis con sus palmeras y magnolias, se abre con enormes arquerías góticas. Por tradición, algunas ocas viven en el claustro. En la crujía Oeste, la Sala Capitular alberga el museo donde se puede apreciar una Piedad, de Bermejo (1490), y los paneles de un retablo de Jaime Huguet (siglo XV). Al salir del claustro, tomar en frente el carrer Montjuïc del Bisbe.

Plaza Sant Felip Neri

Pequeña plaza rodeada de casas renacentistas que fueron trasladadas aquí al abrirse la Vía Laietana. Para seguir la ruta que de monumentos que os vamos señalando hay que volver al carrer del Bisbe Irurita por el carrer Sant Sever.

Carrer del Bisbe Irurita

A la derecha se encuentra la fachada lateral del palacio de la Generalitat que tiene sobre la puerta el medallón de San Jorge, esculpido por Pere Johan en el siglo XV; a la izquierda, la Casa de los Canónigos, residencia del Presidente de la Generalitat. Ambos edificios están unidos por una galería neogótica (1929) con bóveda estrellada.

Palacio de la Generalitat

Este edificio es la sede de la comunidad autónoma de Cataluña, fue edificado entre los siglos XV y XVII. La fachada es de estilo neoclásico. Toda esta parte es la más antigua de la ciudad y es uno de los mejores sitios donde alojarse en Barcelona para hacer turismo.

Ayuntamiento de Barcelona

La fachada de la plaza de Sant Jaume es neoclásica, mientras que la de la calle de la Ciutat es una espléndida obra gótica del siglo XIV.

Carrer Paradis

En el número 10 se conservan cuatro columnas del templo romano de Augusto en Barcino. El carrer Paradis desemboca en el carrer de la Pietat, que tiene en su lado izquierdo la fachada gótica de la casa de los Canónigos. Frente a ella se encuentra la puerta del claustro de la catedral, adornada con una Piedad de madera del siglo XVI.

Plaça del Rei

Esta plaza está enmarcada en dos de sus lados por los edificios del palacio real, como la Atalaya o mirador del Rey Marti, torre de cinco pisos; el salón Tinell (sala de credenciales) donde se dice que Colón anunció a los Reyes Católicos el descubrimiento del Nuevo Mundo, es un antiguo refectorio, cuyos seis arcos de medio punto soportan un armazón de 17 metros de luz; y la capilla de Santa Agata (siglo XIV), de puro estilo gótico catalán, que alberga en su interior el retablo del Condestable o de la Epifanía, obra de Jaume Huguet (siglo XV). En el tercer lado se halla el palacio de los virreyes de Cataluña, un edificio renacentista (siglo XVI) donde se conservan los archivos de Cataluña, y la casa Padellás, que alberga hoy el museo de historia de la ciudad.

Museo de Historia de la ciudad de Barcelona

El turismo en Barcelona está en auge

Ocupa la casa Padellás, un bello edificio del siglo XV con patio gótico trasladado reconstruido en este lugar cuando se abrió la Via Laietana en 1931. El valor más importante que tiene es que es la entrada para ver los sótanos de la plaza, donde se pueden ver importantísimos restos romanos.

Museo Frederic Mares

Donado a la ciudad por el escultor Frederic Mares e instalado en las dependencias del Palacio Real Mayor, antigua residencia de los Condes de Barcelona, el museo posee un valioso conjunto escultórico que muestra la variedad y evolución del arte español.

Comprende varios niveles:

  • Cripta: esculturas de piedra (capiteles árabes, románicos y góticos, portadas románicas. Hay que fijarse en la ingenua portada románica procedente del monasterio de Tubilla del Agua, del siglo XII).
  • Planta Baja: exvotos ibéricos, terracotas púnicas, sarcófago paleocristiano del siglo IV, relieve de la vocación de San Pedro del maestro de Cabestany (siglo XII) y una impresionante colección de Cristos y Calvarios de madera policromada (siglo XII al XIV) y de Vírgenes románicas, entre las que destaca la Virgen de Plandogau (siglo XII-XIII), de madera recubierta de estaño.
  • Primer piso: al lado de un retablo de Jaime Huguet, que representa el Camino del Calvario, prosigue la historia de la escultura de los siglos XIV al XIX. Sobresale un Santo Entierro del siglo XVI, con seis personajes exentos, y la Adoración de los Magos (siglo XVII), de Pedro de la Cuadra.
  • Museo Sentimental: En el segundo piso. Reúne ricas colecciones de pequeños objetos de la vida cotidiana: abanicos, pipas, tabaqueras, sombrillas, relojes, medallas, llaves, joyas, etc.

Plaza Ramon Berenguer el Grande

Incorporadas al palacio real, se ven las murallas del recinto romano. Es un espacio totalmente reformado (hace no tantos años había casas adosadas a las murallas) pero se derribaron y hoy es un espacio evocador.

La Rambla de Barcelona

La arteria más célebre de Barcelona, a orillas del Barrio Gótico, la Rambla ocupa el emplazamiento de un antiguo lecho de aguas pluviales y forma un gran paseo entre la Plaza de la Pau, donde se alza el monumento a Colón, cerca del puerto, y la Plaza de Cataluña, que separa el Ensanche del barrio antiguo. Una multitud de barceloneses y turistas se pasean continuamente a la sombra de los plátanos entre vendedores de flores y pájaros y kioscos de periódicos. A ambos lados de la Rambla se encuentran los siguientes monumentos.

Atarazanas (Drassanes) y Museo Marítimo (MV)

Están junto al monumento a Colón, financiado con donativos de los barceloneses en el siglo XIX. Entre las maquetas de veleros y vapores destaca la reproducción a tamaño natural de la «Real», galera mandada por Juan de Austria en Lepanto, construida en estos astilleros. En la sala de mapas se exhiben numerosos «portulanos» del mar Mediterráneo, testimonio de la gran tradición marinera catalana. Se puede visitar la reproducción de la Santa María, la carabela que llevó a Colón a América.

Plaça Reial

Rodeada de edificios neoclásicos, esta vasta plaza peatonal, sombreada por palmeras, conserva un aire pintoresco con sus cafés y pequeños comercios. La fuente está flanqueada por farolas diseñadas por Gaudí. Al otro lado de la Rambla, el barrio chino, que ha inspirado a numerosos escritores, es un barrio popular, con bares de vida nocturna.

Fachada del Palacio Güell en Barcelona
Fachada del Palacio Güell en Barcelona

En la calle Nou de la Rambla, tienes que visitar el Palau Güell de Gaudí, destaca por su arquitectura y su mobiliario. Continuando por la Rambla se ve a la izquierda la fachada del Teatro del Liceu, una sala de ópera y ballet que tiene fama de ser una de las más bellas de Europa. En la plaça de la Boquería, hay que coger a la derecha el carrer Cardenal Casanas para seguir la ruta que os estamos describiendo.

Iglesia de Santa María del Pi

Esta iglesia de estilo gótico catalán del siglo XIV llama la atención por la simplicidad y el volumen de su nave. Se alza en una bonita plaza del mismo nombre donde, todos los jueves, un mercadillo coloca sus tenderetes. Para seguir en orden hay que volver a la plaça de la Boquería, y tomar el carrer del Hospital.

Antiguo hospital de la Santa Creu

Verdadero remanso de paz en medio de un barrio muy animado, los edificios góticos, barrocos y neoclásicos de este antiguo hospital, cuyo patio es hoy un jardín público, albergan la biblioteca de Cataluña.

Por un vestíbulo decorado de azulejos se accede a un bello patio. Saliendo, al final del Carrer de les Angels, se puede percibir el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona instalado, en parte, en el antiguo hospital «Casa Caritat». Tomar el Carrer del Carme y volver a la Rambla.

Palau de la Virreina

Elegante palacio de 1778 que fue construido para la virreina del Perú. Seguir la Rambla hasta la Plaça de Catalunya. no es una calle especialmente concurrida pero sí es muy céntrica por eso siempre es uan buena elección donde alojarse en Barcelona.

Carrer de Montcada

A esta calle hay que dedicarle por lo menos una hora y media, incluyendo la visita al Museo Picasso. Situada en el Barrio de la Ribera, al Este del Barrio Gótico, esta calle debe su nombre a la poderosa familia de los Montcada. Tiene diversos palacios abiertos al público. Las fachadas, generalmente austeras, esconden preciosos patios con magníficas galerías y escalinatas, características de la arquitectura gótica catalana. Entre estos palacetes con bellos patios se pueden admirar: el Palacio de Berenguer de Aguilar (siglo XV), el Palacio del Marqués de Llió (siglo XIV), que alberga el Museo Textil y de Indumentaria, el Palacio Dalmases (nº 20) (siglo XVII), cuya escalera se adorna con frisos barrocos y la casa de Cervelló (nº 25) (siglo XVI), con preciosas ventanas góticas, donde se halla instalada la galería Maeght.

Museo Picasso

Instalado en los preciosos palacios góticos de Berenguer de Aguilar y del Barón de Castellet, este museo reúne numerosas obras de Picasso (1881-1973), muchas de ellas dedicadas a su amigo Sabartés, del que se pueden ver varios retratos (entre otros, uno abstracto en que está representado con gola). Las obras de juventud muestran el genio precoz de Picasso: retratos de sus padres, la Comunión, Ciencia y Caridad (1897). De sus inicios en París destacan la Nana y la Espera; del período azul: los Desamparados (1904) y del período rosa: el retrato de la Señora Casals. Entre sus grabados cabe señalar los extraordinarios aguafuertes sobre la Tauromaquia y entre su obra de ceramista, toda una serie de jarrones, fuentes y platos realizados en los años cincuenta y donados por Jacqueline Picasso.

Iglesia de Santa María del Mar

Creada en el siglo XIV es de una maravillosa de simplicidad y elegancia. Sus paramentos desnudos armonizan con el sencillo gablete que adorna la fachada y los contrafuertes que encuadran el rosetón. En el interior, los esbeltos pilares prismáticos aumentan la sensación de amplitud de las tres naves, de gran altura. Se puede subir a la cubierta si lo reservas con tiempo.

Montjuïc

Castillo de Montjuic de Barcelona hoy. La mejor forma de conocer Barcelona es a pie
Castillo de Montjuic

A Montjuïc merece dedicarle un día entero. En la «montaña de los judíos», una colina de 213 m que domina el puerto, al sur de la ciudad, los barceloneses construyeron un castillo en 1640. Desde las terrazas, extensas vistas de la ciudad y el puerto.

En 1929 Montjuïc fue elegida sede de la Exposición Internacional. Se accedía por la Plaça de Espanya, que permanece como centro de ferias, exposiciones y salones internacionales. Al fondo de la avenida de la Reina María Cristina se construyó un conjunto de fuentes con surtidores de agua iluminadas por Buigas (Font Màgica). Con motivo de la exposición, la ladera que da a la ciudad fue ajardinada y se construyeron numerosos palacios y pabellones. Uno de los más revolucionarios desde el punto de vista arquitectónico por su modernidad, simplicidad y los materiales utilizados era el pabellón de recepción, de Mies Van der Rohe, hoy reconstruido.

Museo de Arte de Cataluña

Levantado para la Exposición Internacional de 1929. Tiene valiosísimas pinturas de la corona de Aragón. Puede verse al fondo de esta foto:

Plaza de España
Plaza de España de Barcelona

Os explicamos lo que os podéis encontrar dentro del Museo de Arte de Barcelona:

Arte románico: Durante los siglos XII y XIII, los valles pirenaicos conocieron un arte popular muy expresivo y característico, con una extraordinaria madurez que se refleja en los frescos murales, en los frontales y en la escultura de madera. Algunos frescos están admirablemente expuestos en grandes salas que presentan el ambiente del interior de la iglesia de origen. Los frescos toman de los mosaicos bizantinos el dibujo subrayado con una línea negra, la composición en frisos superpuestos, la ausencia de perspectiva y las actitudes rígidas; pero los detalles realistas y expresivos hacen de este arte solemne una creación genuinamente española. En Cataluña, los temas también están emparentados estrechamente con la tradición de Bizancio (Cristo o Virgen en una mandorla). Destacan los frescos de Boí (salas 3 y 4) con la lapidación de San Esteban, Pedret y Santa María de Aneu (sala 10), Sant Climent de Taüll (salas 14 y 15) cuyo ábside está decorado por un extraordinario Cristo en Majestad y el de Santa María de Taüll (sala 16). Los frontales representan las mismas características. Se dividen en dos categorías los formados simplemente por una plancha pintada, como el de Seo de Urgel, y los realizados en relieve, como Frente de altar románico el de Santa María de Taüll (Museo de Arte Cataluña).

Arte gótico: A partir del siglo XIV aumenta el número de retablos, principal ornamento de las iglesias. La pintura de esta época muestra fundamentalmente una influencia italiana (retablo de Santa Coloma de Gramenet), de Juan de Tarragona y adopta el modelado. El pincel de Luis Borrassá, hacia 1400, asimila todas las influencias e introduce en Cataluña el estilo internacional. Le suceden Ramón de Mur (hacia 1400-1415) y Bernardo Martorell (1430-1450), que consigue una gran expresividad. La influencia flamenca se afianza en esta época sobre todo en Luis Dalmau: Virgen de los Consellers (1445). Jaime Huguet, del que se pueden admirar numerosas obras (retablo de los revendedores (1445), dedicado a San Miguel), y Bartolomé Bermejo introducen el realismo de la pintura flamenca.

Pueblo español (Poble espanyol)

Construido para la exposición de 1929, es una reconstrucción de edificios, calles y plazas de todas las regiones españolas. Se pasa así de una placita castellana a la blancura de un pueblo andaluz con sus geranios o una torre mudéjar de Aragón. Numerosos restaurantes, antiguos comercios (farmacia, perfumería), o artesanos que trabajan a la vista del público completan esta visión de España.

Los mejores barrios donde alojarse en Barcelona

Para captar bien la atmósfera de Barcelona, hay que comenzar por recorrer la Rambla, Diagonal o el Passeig de Gràcia, una de sus avenidas más características, y pasear por el laberinto de callejuelas del «barrio gótico». Denominación inventada en el siglo XX para atraer turistas al barrio de la catedral.

Murallas de Barcelona
Murallas de Barcelona

Cafés y restaurantes que visitar en Barcelona

En el barrio del Ensanche hay bastantes restaruantes de la época modernista. Los pequeños restaurantes populares, muy frecuentados, donde se degustan paellas y mariscos están en el barrio de la Barceloneta, al borde del mar.

Compras en Barcelona

Las tiendas más elegantes: moda, muebles de diseño, anticuarios… están en Passeig de Gràcia y por la zona de Rambla de Cataluña. Hay también una zona importante de tiendas al otro lado de la Plaza de Cataluña (donde está un gran centro de El Corte Inglés), en la Avenida del Portal de l’Àngel y alrededor de Las Ramblas.

Salas de espectáculos

Barcelona cuenta con dos célebres salas dedicadas a la música: el Liceu (ópera) y el Palau de la Música Catalana y con numerosos teatros cines.

Parque de atracciones

Noria del Tibidabo de Barcelona. La mejor forma de conocer Barcelona es con una sonrisa
Noria del Tibidabo de Barcelona

En el Tibidabo desde sus 532 m de altura ofrece una vista panorámica de Barcelona, el Mediterráneo y el interior. Se puede acceder por carretera y por un funicular unido por un tranvía a la estación de salida.

Transportes

Por toda la ciudad hay taxis amarillos y negros, también hay Uber y Cabify, pero para aquellos que prefieren los transportes públicos las líneas de metro unen todos los barrios de Barcelona. Hay un abono de 10 viajes y una amplia red de autobuses, incluso nocturnos que paran todos en Plaza de Cataluña, por eso es un buen lugar donde alojarse en Barcelona.

Otras atracciones que conviene tener en cuenta antes de escoger donde alojarse en Barcelona

Fundación Joan Miró

Con una fachada que no deja indiferente a nadie.

Passeig de Gràcia

En esta archifamosa avenida se encuentra a la altura del número 41 la casa Amatller (1900) de Puig i Cadafalch, y en el nº 43, la casa Batlló (1905) de Gaudí.

Diagonal

A la derecha está la casa Quadras de Josep Puig i Cadalfach que alberga el museo de la Música (interesante colección de instrumentos musicales procedentes de todo el mundo) y un poco más lejos la casa de les Punxes del mismo arquitecto influida por la arquitectura flamenca.

Parque Güell

Probablemente el parque más famoso de España, obra de Gaudí. Es una visita definitivamente obligatoria.

Parque Güell
Parque Güell en Barcelona

Palau de la Música Catalana

Está en el carrer de Sant Pere. Es la obra más famosa de Domènech i Montaner. Su fachada con una rica decoración de mosaicos anuncia la exuberante decoración interior de la sala de conciertos, famosa por su cúpula de vidrieras invertida. Al celebrarse muchos eventos importantes (como el de San Esteban) hay bastantes hoteles donde alojarse en Barcelona cerca del Palau.

Fundación Antoni Tàpies

Creada por el propio artista, nacido en Barcelona en 1923, está instalada en un edificio modernista, la antigua editorial Montaner i Simó, obra de Domènech i Montaner. Este edificio de ladrillo rojo está coronado por una gran escultura de Tàpies realizada con tubo de aluminio, «Núvol i cadira» (nube y silla), que es el emblema de la fundación y representa el universo simbólico del artista. El interior es un amplio espacio, muy sobrio, enteramente pintado con los colores propios de Tàpies (ocres, grises), iluminado por la luz cenital, que se filtra por la cúpula y la pirámide, que hace resaltar las obras expuestas del artista. Los fondos de la colección (más de 300 pinturas y esculturas), que recogen toda la trayectoria del artista desde 1948, se exponen de forma rotativa. Los antiguos anaqueles de madera de la editorial se han conservado para albergar la biblioteca de la Fundación.

Qué ver cerca de Barcelona hoy

Mejores playas de la ciudad de Barcelona.
Mejores playas de la ciudad de Barcelona

Monasterio de Pedralbes

El pueblo de Pedralbes, convertido en un barrio residencial de Barcelona, conserva todavía algunas antiguas casas de veraneo, casonas residenciales con jardines. Fundado en el siglo XIV por el rey Jaime II y su cuarta esposa, Doña Elisenda de Montcada, tiene una bella iglesia de estilo ojival catalán que guarda el sepulcro de su fundadora. Su inmenso claustro de tres pisos, sobrio y elegante, se halla rodeado de celdas y oratorios. La capilla de San Miguel está decorada con bellísimos frescos de Ferrer Bassa (1346), pintor catalán muy influido por la pintura italiana.

Pedralbes es un barrio de Barcelona bastante exclusivo, por eso es el lugar escogido donde alojarse en Barcelona de muchos altos ejecutivos y equipos de fútbol que llegan a la ciudad a enfrentarse, por ejemplo con el FC Barcelona.

Palacio de Pedralbes

Se halla en el barrio de la Universidad. La ciudad construyó para Alfonso XIII un palacio (1919-1929) inspirado en el Renacimiento italiano. Contiene numerosas joyas artísticas (tapices, muebles, lámparas). También alberga la colección de cerámica que anteriormente se exponía en el Museo de Arte Catalán, con gran cantidad de piezas de las que destacan los azulejos del siglo XVIII, especialmente los «plafones» y los murales decorativos.

Sagrada Familia. La opción más cara donde alojarse en Barcelona

Una de las mejores obras de Antonio Gaudí
La Sagrada Familia desde el aire

Ya hemos hablado muchas veces en nuestra revista Barcelona Hoy de esta basílica inacabada (por ejemplo aquí). Es probablemente el monumento más famoso y visitado de Cataluña por eso en toda esta zona vas a encontrar los hoteles más caros (y nos siempre los mejores) donde alojarse en Barcelona. Comer en esta zona suele ser algo más caro que unas pocas calles más lejos.

Pabellones Güell de Barcelona

Admirar la extraordinaria reja de hierro forjado decorada con un dragón, obra de Gaudí.

La Ciudadela (La Ciutadella). La zona más escogida por los estudiantes donde alojarse en Barcelona

Construida en 1716 por Felipe V para evitar que la ciudad volviera a ser invadida por tropas inglesas, fue arrasada en 1868 y en su lugar se construyeron los actuales jardines, que en realidad hoy son el corazón de la ciudad. En 1888 fue sede de la exposición universal y todavía subsisten algunos pabellones como el Castell de los tres Dragones. Alberga también un lago, donde se puede pasear en bote, y una cascada monumental concebida en parte por Gaudí, entonces estudiante. Toda esta zona es una buena opción donde alojarse en Barcelona sobre todo si vienes a estudiar a la universidad Pompeu.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí