Junqueras sale a dar clase a un universidad que está cerrada
Junqueras sale a diario de la cárcel

Barcelona Hoy | La Secretaría de Medidas Penales y Reinserción permite que Oriol Junqueras siga saliendo de la cárcel para dar clases en la Universidad de Vich, a pesar de que el curso que iba a impartir todavía no ha empezado. Todo parece indicar, además, que no lo va a hacer nunca. De forma oficiosa el curso universitario 2019/2020 se ha dado por finalizado por la crisis del coronavirus.


La pandemia no obstante no ha alterado ni un ápice los permisos de salida de la cárcel de los políticos presos catalanes. La Universidad de Vich no ha anunciado oficialmente el final del curso 2019/2020 precisamente para que Junqueras siga disfrutando de los permisos que le permite el artículo 100.2 del reglamento penitenciario.


Lo contradictorio es que la Secretaría de Medidas Penales por un lado sí reconoce la pandemia de coronavirus, porque ha decretado la suspensión total de visitas que no sean en locutorio, pero por otro lado permite el privilegio a los políticos presos de gozar de un trato de favor saliendo de la cárcel y regresar sin pasar por una cuarentena, como hacen por ejemplo aquellos que son trasladados de centro.

Trato de favor a Oriol Junqueras

Uno de los requisitos que la Universidad de Vich exige a todos los docentes es que no tengan antecedentes penales. En el caso de Oriol Junqueras, no solo es que haya sido condenado, es que está cumpliendo condena por un delito grave.

Oriol Junqueras recibido como una estrella en la Universidad de Vich
Junqueras recibido como una estrella en la Universidad de Vich

Junqueras logró en tiempo récord un permiso para impartir clases de “Historia del Pensamiento Occidental” seis horas al día, y disfruta de él desde hace dos semanas, a pesar de que el curso que supuestamente iba a impartir no comenzará hasta después de Semana Santa.

El Gobierno de España restringe las visitas a todos los centros penitenciarios excepto los de Cataluña

Pedro Sánchez estrecha la mano de Oriol Junqueras
Pedro Sánchez estrecha la mano de Oriol Junqueras

Instituciones Penitenciarias ha decidido prohibir todos los vis a vis en los centros penitenciarios de España, excepto en Cataluña. Existe un acuerdo entre el Gobierno y la Generalitat para que sea Quim Torra quien tome esta decisión si lo cree oportuno, tal y como ha hecho.

«Los presos comunes de las cárceles catalanas temen que alguno de los políticos presos puedan regresar de sus permisos siendo portadores del Covid-19»

El Gobierno ha tomado estas medidas alegando que es una prioridad proteger la seguridad de los presos, dado que en caso de contagio en el interior del centro penitenciario sería muy difícil contener el coronavirus. Algunos presos comunes catalanes se preguntan si este temor no va también para ellos. El virus solo puede entrar en una cárcel porque lo porten los empleados del centro de prisiones, o porque lo traigan los presos con permisos especiales, como es el caso de los políticos del procés.

Reunión de Pedro Sánchez y Quim Torra en Barcelona hoy.
Reunión de Pedro Sánchez y Quim Torra

Privilegios escandalosos para los políticos presos del procés

Los presos comunes tienen que sufrir una cuarentena en observación cada vez que son trasladados de centro, para evitar la propagación del coronavirus en sus nuevos módulos, sin embargo los políticos presos entran y salen a diario de la cárcel sin esperar cuarentena. Además, se sabe que mantienen reuniones con personas de diferente procedencia y se les ha fotografiado junto a multitudes.


La Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la Generalitat no cree riesgo de contagio para los políticos presos, aunque como hemos visto esta semana, otros políticos como Santiago Abascal, Ortega Smith, Ana Pastor, Ada Colau o la ministra de igualdad Irene Montero sí han dado positivo en Covid-19.

En Italia se han producido enfrentamientos entre presos debido a que las restrictivas medidas aplicadas a algunos se tornan absurdas desde el momento en que a algunos presos vip no se les aplican. Es una agravio difícilmente justificable.

Ya están todos los políticos presos en la calle

El sorprendente caso de Oriol Junqueras que sale a impartir un curso que no se imparte (ni se impartirá) no es un caso aislado. Joaquim Forn, por ejemplo, acude a Mediapro cobrando como “especialista en asuntos legales” a pesar de que no tiene ninguna experiencia en asuntos legales, salvo el haber sido condenado por saltarse las leyes.

Jordi Cuixart en una de sus salidas de la cárcel de Lledoners
Jordi Cuixart en una de sus salidas de la cárcel

Muchos presos tienen a sus madres enfermas, solas o muy mayores, pero solo a unos pocos privilegiados se les ha permitido acceder a un permiso para salir de la cárcel y poder cuidarlas. Dos de estos casos son los de Carme Forcadell y Dolors Bassa, a las que se les permite salir y entrar por este motivo, sin cumplir tampoco ninguna cuarentena.

Las salidas a Jordi Cuixart, además le permiten hacer negocio. Dedica sus salidas, supuestamente, a trabajar en su propia empresa. Nadie sabe en realidad a qué dedica el tiempo pues él es su propio jefe. Su caso es un tanto polémico pues en repetidas ocasiones ha prometido que volverá a cometer los delitos por los que fue condenado, tal y como ya informamos en Barcelona Hoy.

El teletrabajo no va con los políticos presos

Al parecer lo de teletrabajar no va con los políticos presos. Las medidas que se están tratando de implantar a todos los trabajadores para frenar el coronavirus no se aplican para los políticos del procés.

Raül Romeva disfrutando de un permiso
Raül Romeva disfrutando de un permiso

El madrileño independentista Raül Romeva trabaja “evaluando los avances de acuerdos de paz mundial”, Josep Rull pasa sus permisos en una mutua, Jordi Sànchez se supone que ejerce de voluntario y Jordi Turull está presencialmente en Terrassa en un despacho de abogados.

Otras noticias recomendadas por Barcelona Hoy: Despilfarro y corrupción en la tercera ciudad con más votos independentistas de Cataluña.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí